Senderos

Nuestra Reserva Forestal Privada Dantica, de 20 hectáreas, tiene un sistema de senderos ideal para la observación de aves y los bungalows están directamente conectados a estos senderos. Hay un camino principal que conecta la recepción a todos los bungalows, el cual se ilumina de noche. A partir de ahí, varias entradas conducen a los senderos forestales que se realizan en la forma más natural para minimizar el impacto sobre el bosque y sus habitantes. Nuestro bosque se encuentra bajo la protección del Minaet y sólo los huéspedes que se alojan en Dantica tienen acceso al mismo.

Casi 5 km de senderos lo guían a través de los diferentes tipos de bosque primario con una naciente de agua clara, así como las distintas etapas de bosque regenerado. Las orquídeas florecen en la temporada lluviosa (agosto-noviembre) y el comienzo de la estación seca (diciembre-enero). Muchas bromelias verdes crecen en el suelo del bosque mientras que las rojas coronan el paisaje unos 40 metros por encima de suyo, en este reino de los Quetzales.

Les ofrecemos un mapa de nuestro sistema de senderos para nuestros clientes, para que puedan guiarse a través de este hermoso bosque. Hay varios postes de madera a lo largo de los senderos que sirven como marcadores, para que pueda ver en qué parte del mapa se encuentra. También en el mapa se señalan los senderos más fáciles y los más difíciles para caminar. Mantenga sus ojos bien abiertos, sobre todo cerca del río, donde hay más oportunidades de ver mamíferos grandes.

“Thank you for a truly exquisite experience! We loved watching the clouds roll across the hills and trees, the hike to the river (providing our exercise of the day!) and the lovely accommodations. The Jacuzzi tub was perfect for our chilly night. We hope we were able to capture the incredible view in our photos but, if not, we will always remember that breath-taking feeling we had walking in the door. Thank you.” Janet, Joe, Catherine and Anna Bisignano. Seattle, USA. Hotels in Costa Rica – Dantica Cloud Forest Lodge – San Gerardo de Dota – Bird Watching Paradise