Reserva Forestal Privada

El valle de San Gerardo de Dota

San Gerardo de Dota es uno de los mejores lugares para la observación de aves en Costa Rica, principalmente debido a que los bosques son vírgenes y al buen acceso a estos raros y amenazados ecosistemas: el bosque nuboso montano Medio y Superior y el Páramo, pero sobre todo las numerosas especies endémicas que se pueden encontrar en esta zona. El clima es templado en estas altas altitudes (el hotel está situado a 2.600 msnm), con una precipitación media anual que oscila entre los 2.000 mm y los 4.667 mm, y la temperatura oscila entre los 22 ° C en el día y cae hasta los 10 º C por la noche. La estación seca es de diciembre a abril, la temporada de lluvias es de mayo a noviembre.

Flora

Estos bosques nubosos consisten de principalmente tres tipos diferentes de árboles de roble que pueden alcanzar los 50 m. de altura. Los bosques tienen una gran variedad de plantas epífitas como orquídeas, líquenes y helechos. Muchas especies aquí son endémicas. Hay 979 tipos de plantas, de las cuales 119 son árboles. Los hay muy altos como los árboles del dosel (95% robles) y cortos, como los árboles maderables. Usted puede encontrar además 14 tipos de árboles de laurel, con especies como el aguacatillo (comida favorita del Quetzal), 164 tipos de musgos y hepáticas, 74 especies de plantas epífitas y 148 tipos de helechos.

Reserva Forestal Dantica

Aquí usted se encontrará en las nubes, con pericos y halcones volando por encima suyo, bandadas mixtas de aves alrededor y trogones y codornices debajo suyo. Nuestra reserva privada, colinda con el Parque Nacional Los Quetzales, separados por el arroyo montañoso “Ojo de Agua”. Los diferentes tipos de bosques primarios, así como las etapas de bosque en regeneración alternados con claros hacen esta zona ideal para la observación de aves. Más del 90% de la Reserva Forestal Dantica se compone de bosque primario, donde 5 kilómetros de senderos lo conducen a una vegetación exuberante y densa que baja todo el camino hasta el pequeño río. Reducimos al mínimo el impacto en nuestra reserva, los árboles caídos se dejan sobre el terreno para ayudar al proceso natural de regeneración, sólo a nuestros huéspedes se les permite ingresar al bosque y las luces de los senderos principales se encienden sólo durante unas pocas horas en la noche, para no molestar en exceso a la fauna en exceso, entre otras prácticas.

Las aves

Más de 170 especies de aves han sido contadas en esta región, de las cuales cerca de 120 especies han sido observadas en nuestra reserva forestal privada, la mayoría de ellas se pueden encontrar paseando por los senderos o sentándose cómodamente en su terraza observando las montañas.

La razón de que muchos visitan el bosque nuboso o incluso Costa Rica es ver el quetzal, ave sagrada de las culturas maya y azteca. Usted puede encontrar evidencia de su importancia cultural en ejemplos como Quetzalcoatl, la serpiente emplumada, uno de los dioses mayas más importantes. Moctezuma, emperador de los aztecas, estaba usando una corona hecha con plumas de la cola del quetzal cuando Cortés conquistó su imperio en México. Sus colores brillantes, un verde esmeralda que cambia a tonos de azul que reflejan la luz del sol, y su pecho de color rojo carmesí, junto con las plumas de su cola de un metro de largo – que son en realidad plumas de la espalda – lo convierten en el ave más bella de las Américas y sin duda alguna una de las aves más bellas de todo el mundo. A pesar de sus colores brillantes, se esconde en el bosque místico nuboso.

Una leyenda habla de una batalla entre los guerreros mayas y los conquistadores españoles. Los españoles se retiraron después de ganar la batalla, para volver más tarde a matar a los Mayas heridos en el campo de batalla, un claro en el bosque. Los quetzales, totalmente verdes en aquellos tiempos, dejaron el bosque y se posaron en los Mayas heridos, cubriéndolos. Los españoles encontraron el claro “abandonado” y se fueron. Después de eso, los quetzales volaron de nuevo al bosque, con su pecho rojo de la sangre de los Mayas heridos, cuyas vidas acababan de salvar. Desde ese día, el quetzal tiene el pecho rojo.

Hoy en día, Quetzal es el nombre de la moneda en Guatemala, y su imagen se encuentra en el escudo nacional de Guatemala, en su bandera. No es extraño para un país, cuya población indígena, desciende principalmente de los mayas, entre otros.

Pero el bosque tiene mucho más que ofrecer, halcones de cola roja, pájaros carpinteros, mosquiteros sedosos de cola larga, descansan en las copas de los viejos robles, codornices caminan delante de usted en los senderos, pavas negras y tucanes esmeralda se mueven por la densa vegetación por encima suyo y bandadas mixtas de otras aves como mosquiteros y colirrojos le rodean. Y todo esto acompañado por el sonido hermoso metálico del solitario cara negra.

Mamíferos

Una variedad de mamíferos se pueden encontrar aquí, con más de 50 especies en nuestra reserva privada, aunque no son tan fácil de ver debido a la baja densidad en las zonas altas. La diversidad de especies, en especial las más grandes, son posible gracias a la interconexión de los muchos parques nacionales y reservas de la región, que van desde el Parque Internacional La Amistad de Panamá a lo largo de la cordillera de Talamanca a la zona de Los Santos, interconectando numerosos parques nacionales y áreas protegidas como el Parque Internacional La Amistad, el Parque Nacional Chirripó, el Parque Nacional Tapantí, el Parque Nacional Los Quetzales y la Reserva Forestal Los Santos. Desde la fundación del Parque Nacional Los Quetzales en 2006, con su estación de guardabosques a sólo 9 km del hotel, la caza en la región casi ha desaparecido, lo que permite que grandes especies de mamíferos se establezcan nuevamente en la región. Ahora se pueden encontrar especies como el tapir o danta, el puma, el pecarí, el tigrillo y el venado en los bosques y en los claros. Pero es más probable ver puercoespines, ardillas, monos capuchinos o tolomucos.

Eche un vistaso a la lista de Aves y Mamíferos de nuestra reserva forestal.

“Wow!! Costa Rica has so much to offer and I must say the Dantica Lodge and surrounding area is by far one of the finest places I have visited in this beautiful country. I shall return here and take in the awesome beauty of the lodge and countryside!! What a beautiful place!!!”
Dave Farrow. Phoenix, Arizona